Fraudes financieros mutan sobre lo convencional a abstraído cibernético